Yoga en el Gran Desierto del Sáhara

8 días

En esta ruta podrás combinar tus dos pasiones: viajar y practicar yoga. Si eres amante del yoga y de la naturaleza disfrutarás de unos días de introspección y descubrimiento, combinando tu enriquecimiento cultural y personal con la práctica diaria de Yoga en entornos únicos, llenos de magia y energía.

Día 1: Aeropuerto de Menara Marrakech – Medina de Marrakech

Recogida en el aeropuerto a la hora estimada por nuestro guía y traslado al Riad, situado en plena medina, que es la parte histórica de la ciudad de Marrakech y a 2 minutos a pie de la famosa plaza Jamaa el fna. Esta tarde-noche será la primera toma de contacto con una medina Marroquí descubriendo la inigualable Plaza Jamaa El Fna que al atardecer cobra vida llenándose de recitadores, adivinadores, malabaristas, sacamuelas, danzantes, encantadores de serpientes y mucho más…

*Dependiendo de la hora de llegada del vuelo se podrá realizar una sesión de Yogaen un salón o terraza preparado para ello en el hotel (18:30-20:30).

Alojamiento en hotel con desayuno.

Día 2: Marrakech – Alto Atlas – Kasbah de Ait Ben Haddou – Ouarzazate – Valle del Dadés

8:00 Recogida en el hotel para dirigirnos hacia las montañas del Alto Atlas, subcordillera del Atlas Marroquí. Atravesando el Puerto de Tizi-N´Tichka, haremos varias paradas para apreciar las preciosas vistas panorámicas y vislumbrar  los pueblos bereberes que se camuflan con el color de la tierra. Continuamos dirección sur para llegar al pueblo fortificado de Ait Ben Haddou o “Ciudad Fortificada”, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. En este espectacular marco se han rodado infinidad de películas tan conocidas como: Lawrence de Arabia, La Momia, Gladiator, Obelix, Joya del Nilo, etc.
Almorzaremos en alguno de los característicos pueblos de esta zona para continuar hacia Ouarzazate, conocida como la gran puerta del desierto y cuyo nombre en beréber significa “sin ruido” o “sin confusión” donde visitaremos su kasbah o alcazaba cuyo nombre es Taourit. Después pasaremos por el Gran Palmeral de Skoura donde podremos admirar las más de 700 palmeras y la gran concentración de kasbahs que se diseminan por todo el oasis y sus alrededores hasta llegar al Valle de Rosas, que como su nombre sugiere es un bello lugar donde se cultivan las más hermosas rosas damasquinas para hacer productos de cosmética como la tan apreciada agua de rosas. Al atardecer llegaremos al Valle del Dadés donde pasaremos la noche.

18:30-20:30 Sesión de Yoga en un salón o terraza preparado para ello en el hotel.

Alojamiento en hotel con cena y desayuno.

Día 3: Valle del Dadés – Gargantas del Todra – Dunas de Merzouga – Noche en Haimas

9:00 Recogida en el hotel para continuar el viaje hacia el desierto. En el camino podremos disfrutar de una de las mejores vistas del Valle del Dadés, atravesando las montañas, donde encontraremos familias nómadas que habitan en cuevas. Podremos tomar un té con ellos y aprender sobre sus costumbres y modo de vida. Desde allí podremos observar gran cantidad de kasbahs y lo pintoresco de cada una de ellas. Tras realizar varias paradas por el camino, llegaremos a las Gargantas del Todra, situadas cerca de la ciudad de Tineghir y que dan paso al desierto. Las gargantas están rodeadas por un valle lleno de palmeras y aldeas formadas por casas de adobe, y es un lugar muy apreciadas por los amantes de la escalada. Estas fallas de Todra y Dadés son las más conocidas e impresionantes de Marruecos.
Después de una caminata y el almuerzo en Tinejdad o Touroug, continuamos la travesía hasta llegar a las impresionantes dunas de Merzouga donde partiremos en una caravana de dromedarios en un trayecto de una hora aproximadamente para llegar a nuestras haimas nómadas, situadas en mitad de un mar de dunas (Erg Chebbi), y donde podremos apreciar una de las puestas de sol más impresionantes que nunca antes hayan visto.

18:30-20:30 Sesión de Yoga entre las dunas acompañados por la caída del sol.

Alojamiento en Haimas nómadas en el corazón del desierto bajo un espectacular manto de estrellas con cena, espectáculo de música bereber y desayuno.

Día 4: Desierto de Merzouga – Vuelta de Erg Chebbi – Pueblo de Khamlia

Nos despertaremos antes del amanecer para contemplar la salida del sol desde las altas dunas y regresaremos en dromedarios al pueblo de Merzouga. Tras un copioso y rico desayuno, rodearemos el Erg Chebbi, extensión de desierto de arena donde se encuentra la Gran Duna de Marruecos, de más de 250 metros de altitud, y conectaremos por pista con parte de la ruta seguida por el antiguo París-Dakar y con las montañas que limitan con Argelia de fondo. Realizaremos una parada en el oasis de Tissardmin  donde podremos encontrar canteras de fósiles que todavía se encuentran en esta región y seguiremos la ruta hacia un asentamiento nómada donde conoceremos algunos de los secretos de su vida y costumbres. Posteriormente pararemos en un punto panorámico donde podremos contemplar el Erg Chebbi en su conjunto y después llegaremos al pueblo de Khamlia, originario de Mali, donde nos relajaremos con un té mientras disfrutamos de un pequeño concierto de música espiritual de Gnawa.
Después de esta aventura regresaremos al hotel para el almorzar y tendremos tiempo libre para pasear por el pueblo o descansar.

18:30-20:30 Sesión de Yoga entre las dunas acompañados por la caída del sol.

Alojamiento en hotel con cena y desayuno.

Día 5: Desierto de Merzouga – Familias Nómadas – Oasis Safsaf

9:00 Salimos hacia el “Oasis Sagrado”, un palmeral que se encuentra a apenas un kilómetro de distancia de la frontera con Argelia. Este lugar es un paraje espectacular con un palmeral salvaje de exuberante vegetación atravesado por un río en el que es posible el baño encajonado entre despoblados altos cerros. Antiguamente fue un emplazamiento muy importante de familias nómadas y aunque hoy en día no está permitido vivir ahí sigue siendo un lugar muy frecuentado por pastores debido a la riqueza de su tierra, que proporciona agua y pastos para sus rebaños y buena sombra para protegerse del sol y las altas temperaturas del desierto bajo sus numerosas palmeras. Es un lugar de paz con un paisaje sorprendente donde podremos almorzar y disfrutar de la tranquilidad. Durante el trayecto de vuelta al hotel, nos detendremos cuantas veces deseéis para admirar el maravilloso paisaje que recorreremos. Haremos una pausa en el recorrido para visitar a una familia nómada con la que compartiremos un tradicional té bajo la reconfortante sombra de una haima bereber y después tendremos un tiempo de descanso en el hotel.

18:30-20:30 Sesión de Yoga entre las dunas acompañados por la caída del sol.

Alojamiento en hotel con cena y desayuno.

Día 6: Merzouga - Agdz – Ouarzazate

9:00 Comenzamos nuestro viaje de regreso en dirección hacia Ouarzazate. Pararemos en Rissani para visitar su mercado local. Esta localidad fue antaño una ciudad muy importante debido a su localización que servía de conexión entre el norte y el sur de Marruecos y por el que pasaban numerosas caravanas. En el camino pasaremos por el valle del Draa, uno de los más grandes de Marruecos, donde se pueden apreciar multitud de kasbahs que servían para defender la región, podremos pasear por su palmeral en distintas ocasiones y apreciar el cambio de temperatura que se produce al adentrarse en él.
Almorzaremos en Agdz, donde podremos visitar la kasbah de Tamnougalt, hasta llegar a Ouarzazate, donde se hará noche.

18:30-20:30 Sesión de Yoga en un salón o terraza preparado para ello en el hotel.

Alojamiento en hotel con cena y desayuno.

Día 7: Ouarzazate – Marrakech

9:00 Realizaremos una visita de Ouarzazate, que es conocido como el Hollywood marroquí debido a que es donde se encuentran los famosos estudios de cine donde se han filmado películas como Gladiator o Babel y que podremos visitar. Después tomaremos el camino de vuelta hacia Marrakech haciendo paradas para vistas panorámicas y desplazándonos por sinuosas carreteras hasta llegar a “La Ciudad Roja” donde haremos noche.

18:30-20:30 Sesión de Yoga en un salón o terraza preparado para ello en el hotel.

Alojamiento en hotel con desayuno.

Día 8: Marrakech- Aeropuerto y fin del viaje

Tiempo libre en la ciudad para pasear y tomar el último té marroquí hasta la hora acordada para el traslado al aeropuerto y fin de nuestros servicios.